<nobr id="hfrrt"><ins id="hfrrt"></ins></nobr>

        <delect id="hfrrt"><output id="hfrrt"><form id="hfrrt"></form></output></delect>

            <var id="hfrrt"></var>

              Última hora:  
              espa?ol>>Opinión

              Derechos históricos de China fueron denegados incorrectamente en el arbitraje del Mar Meridional de China

              Actualizado a las 24/07/2016 - 10:34
              Palabras clave:

              Por Hu Zexi, Zhang Mengxu, Diario del Pueblo

              Beijing,24/07/2016(El Pueblo en Línea)-Los derechos históricos de China en el Mar Meridionalde China han sido formados y desarrollados a través de miles de a?os de actividades. Las reclamaciones de China se basan enbasessuficientes tanto históricas como legales, y están bajo la protección de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) y de otras leyes internacionales. Sin embargo, la legitimidad de estos derechos fue denegada en el fallo final del tribunal de arbitraje.

              El tribunal llegó a la conclusión de que "hasta cierto punto China tenía derechos históricos a los recursos en las aguas del Mar Meridional de China, tales derechos se extinguieron en la medida que eran incompatibles con las zonas económicas exclusivas previstas en la Convención." “No habían bases legales para lareclamación de China desus derechos históricos sobre los recursos en las áreas marinas que entren en la ‘línea de los nueve puntos’.”

              Los derechos históricos de China habían llegado a existir mucho antes de la conclusión de la Convención. Palabras como "historia" y "histórica" aparecen repetidamente en la Convención. Al definir los derechos legítimos sobre mar de un país, la ley internacional dicta que los derechos históricos deben darse consideración previa.

              Debido a la complejidad de los derechos históricos estatales, los autores no desarrollaron una definición universal de estos derechos en la Convención, tampocotenían la intención de reemplazarlos con las normas de la Convención. Por el contrario, la Convención dio respeto pleno a ellos y decidió que debían ser regulados por la ley internacional. Por ejemplo, el Artículo 298 dice que un Estado puede declarar por escrito que no acepta ningún procedimiento del arbitraje obligatorio en relación con las controversiassobre la delimitación de las zonas marítimas o las relativas a bahías o títulos históricos. La aplicación del tribunal de los artículos relativos a los derechos históricos superó claramente los límites permitidos por la Convención, que ha sido criticada por los expertos jurídicosdentro y fuera de China.

              Hu Dekun, decano del Instituto de Estudios sobre Fronteras y Océanos de la Universidad de Wuhan, dijo que la soberanía y los derechos marítimos de China en el Mar Meridional de China han sido formados y desarrollados durante un largo períodoen la historia. Antes de la firma de la Convención, en 1948, el gobierno chino publicó oficialmente un mapa de línea discontinua para aclarar sus alegaciones a la soberanía territorial y los derechos marítimos de las Islas Nansha y las aguas circundantes.

              “?Hay algo en absoluto en la Convención diciendo que el derecho debería extinguirse simplemente debido a su incompatibilidad con la Convención? ?Hay algún precedente establecido por la Corte Internacional de Justicia? La decisión del tribunal es claramente una mala interpretación de la Convención y los árbitros mostraron su escaso conocimiento sobre la historia del Mar Meridional de China.” Dijo Jia Yu, subdirector del Instituto de Estudios en la estrategia de desarrollo oceánico de SOA.

              Jia a?adió que la Convención forma parte de la ley internacional y por sí sola no puede contener todas las normas relativas a los derechos marítimos. La Convención dejó claro que lo que no pudo cubrir debe ser regulada por la rey internacional general, que es la fuente de los derechos históricos.

              Lei Xiaolu, miembro del Centro de Innovación Colaborativa para la Soberanía territorial y el Derecho del Mar, dijo que el tribunal cometió muchos errores técnicos crasos relativos a los derechos históricos de China en el Mar Meridional de China.

              En primer lugar, el tribunal se excedió en su jurisdicción para decidir sobre la cuestión de línea discontinua. El arbitraje fue iniciado por las Filipinas para resolver el conflicto con China en el Mar Meridional de China, y debería haber considerado estrictamente cuestiones relacionadas con la controversia. La materia propia de la "línea de nueve puntos" va más allá del alcance de la zona en disputa; sin embargo, el tribunal aceptó la posición de Manila y emitió una decisión sobre este punto, que es una violación a los principios y la práctica del arbitraje internacional.

              En segundo lugar, la percepción del tribunal sobre los derechos históricos de China en el área de línea discontinua está sesgada. En una nota diplomática entregada al Ministerio de Asuntos Exteriores de Filipinas en 2011, la embajada china en Manila protestó la candidatura del país para explorar yacimientos de petróleo y gas en las zonas del Mar Meridional de China, donde China disfruta de los derechos históricos. Para servir a sus conclusiones predeterminadas, el tribunal desestimó la posición de China y dictaminó que el término "derechos históricos" que se utilizaba en dicha nota fue un "error de traducción". El sesgo es evidente aquí. Una decisión hecha de errores carece de la justicia.

              En tercer lugar, la decisión del tribunal sobre los derechos históricos ignora la ley internación y se basa en la mala interpretación de la Convención.

              Una cuestión crucial que enfrenta al tribunal es si la Convención permite la preservación de los derechos a los recursos que son contrarias a la Convención y han sido establecido anteriormente para su entrada en vigor. Para responder a tal cuestión es necesario examinar la relación entre la Convención y otros posibles fuentes sobre los derechos bajo la rey internacional. el tribunal afirmaron que se ha hechode acuerdo con el Artículo 311. El problema es lo que el Artículo 311 establece es la relación entre la Convención y otros acuerdos internacionales, en lugar de la rey internacional. El tribunal ha ampliado la área de aplicación del Artículo 311.

              La Convención afirma en el preámbulo que las materias no reguladas por la propia Convención continuará rigiéndose por las normas y principios de la rey internacional. La decisión del tribunal es una bofetada para la Convención en cuanto a su respeto a la rey internacional.

              Muchos expertos extranjeros también reconocen los derechos históricos de China en el Mar Meridional de China. Surachai Sirikrai, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Thammasat en Bangkok, dijo que los chinos tenían más de 2.000 a?os de historia en el Mar Meridional de China. China fue el primero en descubrir, nombrar, desarrollar, realizar actividades económicas y ejercer jurisdicción sobre las islas Nansha. Los derechos históricos de China merecen el reconocimiento de la rey internacional. Ken Meyercord, productor de televisión y escritor estadounidense, dijo a Diario del Pueblo que los pescadores chinos han desarrollado un conjunto de reglas para nombrar características de la tierra en las islas Nansha. Tales actividades se pueden encontrar en muchos registros escritos.

              El gobierno chino emitió un comunicado reafirmando la soberanía territorial y los derechos marítimos en el Mar Meridional de China poco después de la adjudicación. “Un país tan grande como China, no puede permitirse el lujo de regalar una sola pulgada de su territorio dejado por sus antepasados", dijo el Consejero del Estado, Yang Jiechi. La decisión no cambiará los hechos, y por lo tanto no afectará a las reclamaciones y resolución de China para salvaguardar su soberanía territorial y derechos marítimos. 

              Noticias relacionadas:

              PTV videoMás

              Estilo Diancui: tradición artesanal china con plumas del Martín Pescador

              EnfoqueMás

              ColumnistasMás

              网上炸金花棋牌官网